Hola mi nombre es ana, fué un 21 de julio cuando mi primera vez, tenía 20 años y el 38 casi 40 y 20, el vivía solo, no era casado y me era facil ir con el por que eramos amigos, pero esa amistad se fue convirtiendo en deseo y fue así como dias antes del 21 de julio intentaba penetrarme, pero no lo conseguía pues estaba bien cerradita, fué el 21, cuando estando en su casa como a las 9 de la noche se fué la luz electrica pero se fué en toda la colonia, estabamos a oscuras, los dos solos en casa y con un gran deseo de cojernos, nos abrazamos y empezamos a besarnos poco a poco sus manos empezaron a recorrer mi cuerpo virgen, empezó a vibrar mi cuerpo en el suyo deseando y pidiendo a gritos en mi interior que me hiciera suya, los rayos alumbran y fue en esos momentos que decidimos irnos a la cama, pegada a sus labios y a su cuerpo, me cargó, suavemente me introdujo a su cuarto y a su cama, sus manos empezaron por quitarme la blusa y aproveche a quitarle la camisa y la playera, lo deseaba, luego me bajó el cierre del pantalon y yo repetia lo mismo, me quito el bikin y yo logre quitarle el boxer, empezó a tocar mi cosita y yo le tocaba el suyo se notaba que ambos los disfrutabamos estaba bien erecto , abrí las piernas con gusto esperando que su pene me penetrara, suavemente fué introdujendose en mí, me causaba dolor y aunque gemí de dolor, pude sentir como el disfrutaba el estar desflorandome, empecé a moverme y el entraba y salia de mi, aunque sentía dolor en el abdomen ese dolor era para bien, pues disfrutaba como el gemia de placer, me sentí mujer y después de ese dia me converti en su amante, haciamos sexo de una y otra vez, aprendí a hacerlo vibrar, me informe sobre el sexo oral y con el lo practicaba, se lo mamaba una y otra vez aunque claro no puedo hablar en pasado pues aun cuando he tenido novio me he dado algun momento para seguir siendo amante de él de vez en cuando y seguir mamandoselo.
Recuerdo la primera vez que me hizo gemir de placer, era de regreso a casa, ibamos en la camioneta como a las 11 de la noche, en plena carretera empecé a acariciar su pene, le bajé el cierre y tambien bajé el boxer y empecé a mamarlo para poder regresar a casa cruzamos por terenos valdiós y fué en esos terrenos cuando se bajó de la camioneta muy exitado me llamó y me bajó el bikin me levando la falda y me penetró, al penetrarme me cargó y me colgué de su cuello, me apretaba y me soltaba, me alzaba y me bajaba, sentía tan rico que lo apretaba como suplicando que no me dejara que siguiera, ambos gemiamos de placer a la luz de la luna, después que terminamos me subió a la camioneta y emprendimos el regreso a casa, se quedo a cenar y mas tarde se retiro para su casa. Cuando tengo la oportunidad de visitarlo y de provocarlo aprovecho a mamarselo para despues terminar cogiendo en la cama o en el piso, siempre y cuando haya tiempo y ganas no nos detenemos aunque tardemos meses sin vernos, lo sigo deseando y me sigue cogiendo, con el he pasado las mas hermosas experiencias, emborracharnos y coger una y otra vez, coger en la camioneta en el baño en fin, soy una niña a su lado, pero una niña que desea a ese hombre como no tienes idea aunque no hay duda de que es un don juan no creo que me olvide, mis medidas son 90, 61 y 96 casi las perfectas, aprendí a moverme aprendía a coger y a que me cogan, tambien aprendí a mamar y a que me lo mamen.

About these ads