Yo trataba de provocar situaciones en los cuales alguno de mis hijos se quedaran solos y así ver que pasaba, para esto paso algún tiempo sin que pasara algo anormal hasta que un día escuche a mi hija Luisa platicando con la vecina por teléfono.

Mi vecina se llama Monica es una mujer de 39 años pero muy conservados mide 1.65 aprox. y tiene unas tetas algo grandes pero lo que mas llama la atención de ella son sus nalgas sobre todo cuando trae alguna minifalda, ella es viuda y tiene solo un hijo el cual esta estudiando fuera de la ciudad así que ella se la pasa muy sola.

La conversación que escuche fue la siguiente

M: Hola luisa,

L: Hola señora Monica

A: Dime Monica solamente, ya nos conocemos lo suficiente como para tutearnos no crees?

L: SI verdad

M: Claro que a mi me gustaría conocerte mas a fondo a un

L: A que te refieres?

M: Ya sabes, poder verte a solas, tenerte mas cerca de mi, a poco no te has dado cuenta como te veo que te quiero comer

L: Pero tengo miedo de que nos vean

M: No tengas miedo, ven a mi casa y aquí nadie nos molestara o nos vamos a otro lugar lejos donde nadie nos conozca

L: Mejor que sea aquí en mi casa ya que mi mama esta por salir y llegara hasta mañana y mis hermanos no están también están fuera, así aprovecho y le digo a mi mama que si te puede pedir que vengas a hacerme compañía y así no sospechara

M: OK amor ahí te veo al rato

L: OK

De rato luisa llego a preguntarme si ya me iba y que si le podía pedir a su vecina Monica que pasara la tarde con ella para no estar sola, yo le conteste que si que no había ningún problema y que ya me iba por que se me hacia tarde.

Había dejado la puerta de atrás sin llave para poder entrar por ahí sin que ellas se dieran cuenta, Salí de la casa y deje mi auto oculto varias cuadras adelante y me dirigí hacia mi casa, al llegar a la esquina pude ver como la vecina entraba a la casa y me apresure a entrar por la parte de atrás.

Al entrar si hacer ningún ruido vi que ellas se encontraban en la sala, la vecina llevaba una minifalda en color rosa con una blusa negra de tirantes y se podía notar que no llevaba brasier por que se le notaban sus pezones, mi hija también tenia puesta una falda que le llegaba a la rodilla y una blusa blanca de botones.

Estaban sentadas en la sala y platicaban

M: Estas nerviosa

L: Algo

M: Segura que tu madre ya no regresa

L: No, ya no regresa

En eso ana se levanto y se sentó mas cerca de mi hija y le tomo una mano y le dijo

M: Eres muy linda luisa

L: Gracias

M: Me gustaría darte un abrazo

L: Claro por que no

La vecina se aproximo y tomo de la mano a mi hija para ponerla de pie y tomarla por la cintura y darle un fuerte abrazo

Mi hija se notaba un poco nerviosa pero yo creo que estaba fingiendo ya que ya había tenia la experiencia con su hermana perla de estar con otra mujer al menos eso era lo que se notaba que quería la vecina, era comerse a esa niña

Mientras la abrazaba las manos de ana fueron a parar en las nalgas de mi hija para después de estarlas acariciando se fueron bajo su falda y solo se apreciaba el movimiento de estarlas agarrando y estrujando, ana se despego un poco solo para comenzar a besarle el cuello pero sin soltarla de sus nalgas, mi hija por su parte echo su cabeza hacia atrás para permitirle un mejor acceso a su cuello el cual era recorrido con la lengua de monica, pude ver que ya le había desabrochado la falda y esta estaba por caer al suelo dejando a luisa en calzón, el cual era una tanga roja, ahora si monica podía acariciar libremente las nalgas y la panocha de luisa la cual no hacia nada por soltarse al contrario le hacia mas fáciles las cosas a ana quedándose quieta y dejando que monica disfrutara de su cuerpo que tanto había deseado

M: OH mi niña eres hermosa y que lindas tetas y nalgas tienes, que te parece si vamos a tu cuarto y ahí podemos hacer otras cositas que te van a gustar mucho amorcito

Quiero hacerte el amor en tu propia cama y escucharte gemir y venirte.

L: Si vamos

Caminaron rumbo a la recamara mi hija iba adelante ya solo en calzón y su blusa por su parte monica iba atrás de ella sin dejar de agarrarla de las nalgas, yo pude ver el caminar de mi hija que movía sus nalgas como excitando mas a monica, al ir por el pasillo pasaron por mi cuarto y monica le pregunto si esa era mi recamara y le dijo que mejor quería hacerlo en el cuarto de sus padres lo cual al parecer excito mas a luisa la cual no puso ninguna oposición y al entrar le dijo

M: Que bonita recamara sabes en esta cama se cogen a tu mama y hoy yo te comeré y cogere a ti, dime amor alguna vez has espiado a tus padres mientras cogen?

L: Si varias veces he visto como mi mamá le mama la verga a mi papa y como mi papa le mete la verga en el culo.

M: Mira que pillina eres amor, y dime a quien mas espías de tu familia?

Mientras luisa le contaba ana la tenia abrazada por la espalda y ya le había quitado el brasier y le acariciaba las tetas.

L: En una ocasión sin querer vi como mi hermana Perla se masturbaba

Yo no podía creer lo que estaba escuchando, pero esa ya lo tendria que averiguar

Mientras tanto monica seguía sujetando a mi hija por la espalda mientras le acariciaba las tetas con una mano y con la otra la tenia metida entre las piernas acariciando la panocha de mi hija que solo hacia su cabeza hacia atrás tratando de encontrar la boca de monica que con su lengua recorria todo el cuello hasta que sus bocas se encontraron y la larga lengua de monica entro en la boca de luisa y la devoro por varios minutos sin dejar sus manos quietas un instantes, ella aun estaba vestida.

M: Vamos nena quiero que me desnudes poco a poco quiero ver tu cara al ir viendo mi cuero desnudo.

Laura comenzó por desabotonar la blusa y aparecieron unas tetas casi del mismo tamaño de las de ella, por un rato se quedo admirandolas y estiro sus manos para acariciarlas para después con su lengua recorrer una y después la otra, las mamo por un largo rato.

M: Te gustaron verdad nena

L: Si, están deliciosas

M: Pues ahora déjame probar yo las tuyas

Y diciendo esto tomo las tetas de luisa entre sus manos para después con su lengua recorrerlas y probar los pezones que estaban duros de la excitación al igual que luisa monica se metía en su boca la teta lo mas que podía lo cual gustaba a luisa

L: AHHHG bien, mamala masssss son tuyas

M: Claro que son mías, de ahora en adelante son mías

Monica dejo de mamar y junto sus tetas con las de luisa para sentir como se acariciaban al contacto, cerro sus ojos y se notaba que era algo había estado deseando.

M: Nena que bien se siente juntar nuestras tetas verdad?

L: Si AHHH, MMMMM

Su quejido ya no se escucho por que monica lo callo con su boca.

M: Vamos a la cama nena, ya en la cama comenzó a quitarle el calzón para dejarla desnuda y así poder apreciar y acariciar la panocha de luisa que brillaba por los jugos que le salían, rápidamente se coloco entre sus piernas y comenzó recorrer toda la panocha deteniéndose en el clítoris el cual sujetaba entre sus labios y mamaba lo que provocaba que a luisa le salieran gemidos de placer

L: OOOHHHH, MMMMMM AHHHHH Si que bien lo haces no te detengas por favor

Monica no pensaba detenerse había esperado tanto ese momento que podría quedarse ahí por varias horas bebiendo de esos jugos que tanto placer le causaban, después de estar por mas de media hora mamando esa deliciosa y joven panocha apretó con sus labios el clítoris lo que provoco el orgasmo en luisa

L: YAAAAA ME VENGOOO, AHHHHH, MMMMM AHHHHHG

Monica no aparto su boca ningún momento y bebió todos los jugos que salieron, pero no los trago, quería compartirlos con luisa y subió a besarla para saborear entre las dos esa gran corrida, el beso parecía interminable pero al fin se apartaron y quedaron tendidas en la cama.

M: Estas re buena nena, tienes un sabor que podría quedarme entre tus piernas por días saboreando tus jugos, te quiero mi nena, te quiero para mi sola, sentiría celos de que alguien pudiera meterse entre tus piernas y comerse lo que es mió.

L: Pero recuerda que yo no tengo novio así que no tienes de que preocuparte soy solo tuya.

M: Sabes algo nena al principio a quien yo quería comerme era a tu mama

L: En serio, y por que cambiaste por mi

M: Pues al verte mas jovencita me gustaste mas, pero si algún día se presenta la oportunidad con tu mama no creo desaprovecharla, se ve que guarda muchas cosas buenas bajo esas ropas que usa.

Yo me quede sorprendida, jamás pensé en que podía gustarle a alguien y mucho menos a una mujer, esa era una gran sorpresa.

M: Sabes nena te quería pedir algo, tengo 2 amigas mas de mi edad mas o menos y una de ellas esta por cumplir años queremos hacer una fiesta, y quería pedirte si puedes ir, se que solo te quiero para mi pero podrías ser tu el regalo sorpresa, se que a ella le encantaras y veras que ella también te gustara ,serás de ella toda la noche, mientras yo me divierto con mi otra amiga, claro si aceptas nena, yo estaré al pendiente de ti amor.

Yo me tuve que salir ya no pude escuchar la respuesta de mi hija, por que mi celular comenzó a timbrar y ellas escucharon ya que se levantaron para asomarse lo bueno fue que me alcance a esconder y no me vieron, de rato pude ver a Monica salir de la casa y yo me fui a seguir mi camino que por cierto ya era demasiado tarde.

Me fui muy excitada y sobre todo con la intriga de la respuesta de mi hija.

CONTINUARA……..

About these ads